lunes, 28 de marzo de 2011

Mis labios sin tus rojos... — recordando a Miguel Hernández

El 28 de marzo de 1942 muere —en prisión franquista, de tuberculosis y sólo con 31 años— Miguel Hernández, poeta español. Entre sus obras, se destacan El rayo que no cesa y Viento del pueblo. Poesía en la guerra. De Imagen de tu huella, extrajimos el poema II:
Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos,
que son dos hormigueros solitarios,
y son mis manos sin las tuyas varios
intratables espinos a manojos..

No me encuentro los labios sin tus rojos,
que me llenan de dulces campanarios,
sin ti mis pensamientos son calvarios
criando nardos y agostando hinojos.

No sé qué es de mi oreja sin tu acento,
ni hacia qué polo yerro sin tu estrella,
y mi voz sin tu trato se afemina.

Los olores persigo de tu viento
y la olvidada imagen de tu huella,
que en ti principia, amor, y en mí termina.

4 comentarios:

  1. Pasión.. erotismo puro.. emoción y canción..

    ResponderEliminar
  2. Hoy he encontrado gracias a ustedes a un poeta. Ante tantas cosas sin sentido, leer a Miguel Hernández (ahora lo se) me devuelve la esperanza. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Este poeta es inmortal. Su poesía es un grito de protesta, de amor y de esperanza...

    ResponderEliminar