jueves, 30 de abril de 2009

Feria de Frankfurt 2010: los polémicos representantes elegidos por la Argentina

En vez de complacencia o aplausos, la elección del Gobierno argentino de los representantes del país para la edición 2010 de la Feria del Libro de Frankfurt (la mayor feria de libros del mundo) provocó polémica y cuestionamientos.
Como todos los años (en 2007 le tocó a Cataluña), la Feria homenajeará a un país o una cultura dándole la categoría de invitado de honor y otorgándole un gran espacio de exposición de forma gratuita. En 2010, le toca el turno a la Argentina. Desde que la invitación se oficializó, generó una gran expectativa entre los actores locales del mundo del libro. Hasta que esa expectativa cambió por otra emoción: disgusto.

El dream team elegido por el Gobierno se compuso de los clásicos de lo argentino: Eva Perón, Diego Maradona, Ernesto "Che" Guevara y Carlos Gardel. Y, como se ve, de ningún escritor.
Dicen que si sólo el nombre propio basta para hacer referencia a una persona entre tantas otras, sin que haga falta mencionar al apellido (como podría decirse que ocurre con "Evita", "el Che" y "Diego"), esas personas ya son integrantes indudables de la constelación de estrellas. De eso no hay duda en ninguno de los casos.

Lo que intelectuales, escritores y algún que otro periodista cuestionan no es la falta de popularidad, precisamente; sino que no sean figuras del mundo cultural en el sentido escrito de la producción intelectual, literaria o artística. Y que, además, sean en sí mismas así de polémicas y fomenten tantas emociones encontradas: son personajes que algunos aman, pero que otros odian (o que, al menos, rechazan enfáticamente como modelos).
Finalmente, ante las voces de protesta provenientes de distintos sectores, el Gobierno argentino agregó a Borges y Cortázar al cuarteto. Y resaltó que, igualmente, ya habían tenido en cuenta a los escritores argentinos y es por eso que están preparando ediciones especiales del Martín Fierro para repartir en la ocasión. Pero cabe de vuelta evaluar si se trata de una buena decisión: ¿hoy en día representa algo el gaucho Martín Fierro o fue, simplemente, una clásica y conservadora apuesta segura?

Pero, en definitiva, ¿qué figuras pueden considerarse representativas de una cultura? Más todavía, ¿hay algo como la esencia de un país, su idiosincrasia, que pueda ser representado por personas con determinadas características (con determinados talentos, aptitudes, cualidades)? Una cuestión para debatir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada