lunes, 28 de septiembre de 2015

e-lecturas

El e-book ¿mató al libro?

15 años después de que la pregunta se instalara (y de que los chistes, como el de arriba, que exageran la oposición entre uno y otro proliferaran) podemos responder que no. De hecho, lo que los especialistas auguran es, por lo menos durante un buen tiempo, una amistosa convivencia. Y esto porque cada formato aporta lo suyo.

El libro impreso nos da un placer al que nos hemos acostumbrado: su peso, su aroma, la posibilidad de recorrer sus páginas con los dedos... además de que lo podemos llevar a todos lados. Los libros digitales ofrecen otras ventajas: gran capacidad de almacenamiento (se pueden llevar muchos libros en un dispositivo, algo genial para viajes tanto cortos como largos), la posibilidad de configurar el tamaño de la letra (ideal para quienes tienen problemas de visión) y un precio final más barato.

Así que hoy es normal leer en los dos soportes. Incluso hay personas que se compran la misma obra en versión digital e impresa: por ejemplo, la primera para leer en viajes y la segunda para atesorar. Y además la industria ha inventado aplicaciones que permiten que lo electrónico y lo impreso se potencien: de esta manera, pasando un dispositivo por sobre un libro, se nos puede abrir un video, una canción, una animación.

Tal vez la pregunta no sea tanto en qué formato se lee hoy en día, sino cómo se lee. Este parece ser un cambio más trascendente, más revolucionario que el del soporte: la lectura actual que tiende al fragmento, a la descontextualización, y a relacionar leer y escribir como práctica mezclada, lectura y producción propia, del tipo que sea (transcribir, retocar, postear, extractar para sí...).

Nos gustaría saber sobre sus lecturas. ¿En qué soportes leen? O, en todo caso, ¿en qué soporte leen qué material (a lo mejor, leen el diario en pantalla, pero una novela en papel, o la inversa)? Y ¿cómo ven afectada su práctica de lectura hoy: tienen tiempo para leer, hacen algo mientras leen, en qué situaciones leen...? Lo conversamos en el blog.

27 comentarios:

  1. Actualmente leo las noticias en la red.
    Los libros los prefiero leer impresos.
    Últimamente he leído menos, seguro
    que se debe a que dedico tiempo a las
    redes sociales.
    Voy a tomarme más tiempo para leer
    libros, eso me gusta más, además de
    que proyecto un buen ejemplo para mis
    descendientes.

    ResponderEliminar
  2. Prefiero libros impresos, Sería dificil adaptarme totalmente al formato digital, y aunque he leído libros digitales los libros en papel son mis favoritos

    ResponderEliminar
  3. En mi caso leo en ambos formatos. Sin embargo, el placer de leer un libro en papel, es algo que no cambiaría por nada. Leer en este formato produce un agradable placer.

    ResponderEliminar
  4. Leo ambos formatos: digitales e impresos. Hace algunos años pensé que el formato digital desaparecería el impreso. Por suerte me equivoqué. El artículo dice la verdad: ambos formatos conviven. En el fondo, y desde mi humilde punto de vista, no importa el formato, lo que interesa es el conocimiento, el placer de la lectura misma ya sea en un soporte u otro. Ningún soporte puede banalizar o degradar a Flaubert, Camus, Víctor Hugo, García Márquez, Faulkner, Sabato, Coetzee, Canetti. No, de ninguna manera. Esas letras están para quedarse. Que emoción cuando leí El Quijote en mi Tablet o El pez en el agua en mi Smartphone. Idéntica emoción que cuando, hace más de treinta años, leí El Túnel, Sobre Héroes y Tumbas y Abbadón el Exterminador de Sabato. La intimidad y soledad es la misma: nadie lee para los demás, lo hace sólo para sí mismo.

    ResponderEliminar
  5. Absolutamente, todo lo leo en digital: libros, revistas, prensa de toda índole, etc. Al punto que toda mi biblioteca personal, la he digitalizado a formato PDF y otros varios. Aquel romanticismo de leer en papel, lo ""archivé" en el museo de los libros de viejo que, conservaré, desde luego, como tesoro. Y conste que, mi edad rebasa los 14 lustros.

    ResponderEliminar
  6. Ahora leo libros digitalmente por que paro viajando, aunque de en cuando me doy el pacer de leer mis libros impresos

    ResponderEliminar
  7. En un principio era yo reacio al formato digital, incluso lo rechazaba...pero un día casi por casualidad compre la tablet de un amigo que ya tenia cargada una gran cantidad de libros en un aplicación para leer...y quede encantado...ya que podía llevar a todas partes una gran cantidad de obras de todo tipo, clásicos, novela, historia, filosofía...en fin todo lo que me gusta leer sin tener que cargar cajas y cajas de libros, ya que soy un lector ávido y es uno de las cosas que más disfruto en la vida...además puedo leer con toda tranquilidad en situaciones que antes hubiera perturbado por ejemplo a mi esposa...ya que con la maquinita y sus opciones de visualizacion (luz tenue amigable a la vista que te permite leer con la luz apagada) puedo estar placidamente leyendo en la cama hasta altas horas sin molestarla... lo cual no podía yo hacer antes sin provocar que se enojara por mis "hábitos de lectura nocturna; igualmente puedo aprovechar momentos que antes eran desperdiciados como cuando esperas en auto estacionado a alguien o en alguna sala de espera o en el transporte público...en fin que estoy fascinado con esto de lo digital y descubrí que lo importante que yo sigo disfrutando de la lectura y que este es el acto relevante....el fin aunque el medio pueda ser digital o con el libro clásico, lo importante es el acto de leer, que estoy convencido es uno de las cosas más bellas que puede ejercer un ser de nuestra especie. Bienvenidos los libros del futuro....

    ResponderEliminar
  8. Leo en formato papel, en e-reader, en el celular, en la PC. Lo placentero es la lectura. No voy a negar las cualidades sensoriales de un libro de papel pero siempre estará subordinado al contenido de la lectura, que es invariable en cualquier formato.

    ResponderEliminar
  9. El único punto a favor de no abandonar el papel (Por más que lo amemos) es que hay personas que no pueden leer de una pantalla (No me atrevo a especular sobre las causas)

    Pero, en último caso, podríamos imprimir en nuestro propio entorno lo que quisiéramos leer.

    Los millones de volúmenes almacenados en las casas editoriales son una bofetada a la biosfera

    ResponderEliminar
  10. Me gusta leer en libro impreso y mientras pueda lo sigo haciendo. Ahora bien con los medios electrónicos es un avance por la inmediatez, de compartir datos y noticias, de crear grupos en las redes sociales, etc De ahí que me decante por el PC y el móvil cuando se trata de temas de noticias o periódicos y el papel en los ibros. No descarto ninguna de las opciones pues son buenas herramientas.

    ResponderEliminar
  11. Mónica Piedrafita1 de octubre de 2015, 9:13

    Utilizo y mucho ambos formatos... nada como ir a pasar el día en una playa y llevar un buen libro en las manos. Amo ciertos rituales como: doblar la hojita en una punta para marcar la página, guardar entre las hojas algún recuerdo, pegar un postit con un comentario, recuerdo, asociación relativa a lo que dice el autor... Mucho de eso se puede hacer en el libro digital (no todo), pero no me es igual. Por otro lado, me encanta la inmediatez y amplitud que me da internet y que tanto uso para elaborar papers de trabajo. Ergo: por ahora, ambos!!

    ResponderEliminar
  12. Nada como el libro impreso, nada lo reemplazará, yo leo señalo, hago círculos, subrayo, doblo la hoja, y guardo mis recuerdos depende donde lo esté leyendo...

    ResponderEliminar
  13. Tanto el diario como los libros los leo en papel en mi casa. Cuando viajo, sea el trayecto que fuere, utilizo las revistas de juegos y entretenimientos. La lectura digital me cansa porque no tiene el mismo sabor.

    ResponderEliminar
  14. Cada uno tendrá sus propios criterios para definir si digitales o en papel... Lo importante es que se tiene el gusto por leer y la posibilidad de escoger si digital o papel... Considero que los dos perduraran...

    ResponderEliminar
  15. muchas veces no somos conscientes del avance que es la libreria digital respecto a la de papel, pensar que no todo el planeta vive en ciudades con acceso a librerias, algunas personas vivimos en pueblos muy pequeñitos, y tener el libro que deseamos en cuestión de segundos en nuestro ebook es algo mágico, también pensar en los miles de arboles que no hay que talar!

    ResponderEliminar
  16. Primero, muchas felicidades por esos años de vigencia. Creo que hay proyecto para seguir por muchos años más.
    Segundo, leer en libro es apasionante, es inmejorable el viaje a otros confines mentales; sin embargo por factores de espacio, de movilidad, de moda. El e-book poco a poco, va penetrando en el hacer lector de nuestra vida. Considero que no hay rivalidad entre el libro y el e-book. Son las circunstancias de un tránsito lector las que se van adecuando en momentos y espacios. Vamos a leer ¿cómo?, siempre habrá opciones...por ejemplo, el audiolibro. También genera polémica positiva.

    ResponderEliminar
  17. Primero, muchas felicidades por esos años de vigencia. Creo que hay proyecto para seguir por muchos años más.
    Segundo, leer en libro es apasionante, es inmejorable el viaje a otros confines mentales; sin embargo por factores de espacio, de movilidad, de moda. El e-book poco a poco, va penetrando en el hacer lector de nuestra vida. Considero que no hay rivalidad entre el libro y el e-book. Son las circunstancias de un tránsito lector las que se van adecuando en momentos y espacios. Vamos a leer ¿cómo?, siempre habrá opciones...por ejemplo, el audiolibro. También genera polémica positiva.

    ResponderEliminar
  18. I am a professional writer at the thesis writing service . I used the e lectures to improve my works.As the experts suggested this has really a co existence for a long time

    ResponderEliminar
  19. We had to change pilet, sought support phone number, and desired to find was, but found a handy reference where all the telephone numbers have
    comcast customer service

    ResponderEliminar