jueves, 12 de febrero de 2015

Amores literarios

Decía Juan Rulfo que para un escritor no existen "más que tres temas básicos: el amor, la vida y la muerte". Y ciertamente, desde sus inicios, la literatura viene presentando relaciones amorosas con toda clase de desarrollos, protagonistas y destinos.

El beso (1962), de Roy Lichtenstein
De las parejas románticas de todos los tiempos, ¿cuál es su preferida? Vamos con las más clásicas como punto de partida, pero esperamos que aporten las que quieran:
  • Romeo y Julieta, los exaltados amantes que Shakespeare inmortalizó en Verona
  • la Maga y Oliveira, los que se encuentran en París, sin buscarse, todo misterio una, todo intelecto el otro
  • Stevens y Miss Kenton, décadas de amor reprimido entre tareas domésticas de los dos empleados y tazas de té inglés, en Lo que queda del día
  • Dulcinea del Toboso y su devoto, quijotesco e ingenioso hidalgo de la Mancha
  • Fermina Daza y quien probablemente sea el enamorado más persistente de la historia literaria: Florentino Ariza, de El amor en los tiempos del cólera, escrito por Gabriel García Márquez 
  • Tristán e Iseo, la leyenda celta del amor prohibido, cantada por trovadores durante toda la Edad Media
  • la paciente Penélope y el astuto Ulises, que logran, cada uno por su lado y mediante diferentes artimañas, volver a estar juntos.
¿Qué otros romances le parecen memorables? ¿Qué historias de amor (con final triste o feliz) son las que usted hubiera deseado vivir? Lo conversamos aquí.

16 comentarios:

  1. Un lindo amor el fotógrafo y lavdueña de casa en Los puentes de Madison

    ResponderEliminar
  2. Martín Santomé y Laura Avellaneda!!
    En La Tregua, de M. Benedetti...un lindo romance, aunque
    con final triste....

    ResponderEliminar
  3. Elizabeth Bennet y Fitzwilliam Darcy de Orgullo y prejuicio, mi favorito!!

    ResponderEliminar
  4. La de Pedro Picapiedra y Vilma Traca, me da mucho gusto ver y oir a Vilma Tratar a Pedro, con paciencia, amor, respeto y admiracion.

    ResponderEliminar
  5. Mis padres. . . .JUAN y TOTÓ . . . . .SOLO YO HE ESCRITO SOBRE ELLOS Y SON CONOCIDOS POR NUESTRA COMUNIDAD . . . .

    ResponderEliminar
  6. Mr. dar y y Elizabeth Bennet, uno nunca sabe de quien se puede enamorar aunque ambos sean mundos opuestos

    ResponderEliminar
  7. El amor de Efraín y María en la novela cumbre del Romanticismo, María de Jorge Isaac es símbolo del desprendimiento y entrega que simboliza al verdadero amor, pues el amor no busca lo suyo, sino que se regocija en la felicidad del otro, aunque con ello sacrifique la felicidad propia.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. quizá mitológico, quizá real, pero el amor de Maria Magdalena por Jesús, es de antologia

    ResponderEliminar
  10. El amor de Paolo y Francesca quienes por causa de la lujuria fueron condenenados a estar abrazados y a ser transportados por un viento que los arrastra, eternamente, por el 2do. círculo del Infierno de Dante (Canto V)

    ResponderEliminar
  11. Elea y Païkan en La noche de los tiempos de René Barjavel

    ResponderEliminar
  12. Vertiginosa y delirante, yo mencionaría también la relación entre Martín y Alejandra de "Sobre héroes y tumbas", novela argentina escrita por Ernesto Sábato en 1961 y admirada por Camus.

    ResponderEliminar
  13. Caty y Heatchifl en Cumbres Borrascosas de Emily Bronte.

    ResponderEliminar
  14. El de la pelicula... paseo por las nubes... me mata

    ResponderEliminar
  15. El amor de Jane Eyre y Edward Rochester que va más allá de lo físico y económico que puede cambiar drásticamente de un momento a otro, un amor que puede hacerlos responder y volver a kilómetros de distancia.

    ResponderEliminar