domingo, 5 de septiembre de 2010

Nicanor Parra, antipoeta

El 5 de septiembre de 1914, nace en Chillán, Chile, el poeta Nicanor Parra. Su obra se caracteriza por una actitud irreverente y por el uso de un lenguaje cotidiano, prosaico y popular, despojado del lirismo tradicional. Se destacan sus títulos Poemas y antipoemas, Versos de salón y Canciones rusas.

La antología Parranda larga

Roberto Bolaño, gran admirador suyo, reconoció más de una vez su influencia:
"Le debo a (Nicanor) Parra no sólo mi poesía; le debo a Parra toda mi obra literaria. Me ha enseñado mucho, me ha enseñado a reírme, a tomar la literatura con sentido del humor.

"Los poetas latinoamericanos, inocentes o de plano necios, se debaten entre Shelley y Byron, entre el flujo verbal, inalcanzable, de Darío, y las expectativas nerudianas de hacer carrera. Enfermos de lírica, enfermos de otredad, la poesía latinoamericana camina a buen paso hacia la destrucción. El bando de lo que en Chile se llama muy apropiadamente tontos graves es cada vez mayor. Si releemos a Paz o si releemos a Huidobro advertiremos una ausencia de humor, una ausencia que a la postre resulta ser una cómoda máscara, la máscara pétrea. Menos mal que tenemos a Nicanor Parra. Menos mal que la tribu de Parra aún no se rinde."
Para celebrar su aniversario, presentamos la primera parte de su "Manifiesto":
Señoras y señores
Esta es nuestra última palabra.
-Nuestra primera y última palabra-
Los poetas bajaron del Olimpo.

Para nuestros mayores
La poesía fue un objeto de lujo
Pero para nosotros
Es un artículo de primera necesidad:
No podemos vivir sin poesía.

A diferencia de nuestros mayores
-Y esto lo digo con todo respeto-
Nosotros sostenemos
Que el poeta no es un alquimista
El poeta es un hombre como todos
Un albañil que construye su muro:
Un constructor de puertas y ventanas.

Nosotros conversamos
En el lenguaje de todos los días
No creemos en signos cabalísticos.

Además una cosa:
El poeta está ahí
Para que el árbol no crezca torcido.

Este es nuestro mensaje.
Nosotros denunciamos al poeta demiurgo
Al poeta Barata
Al poeta Ratón de Biblioteca.
Todos estos señores
-Y esto lo digo con mucho respeto-
Deben ser procesados y juzgados
Por construir castillos en el aire
Por malgastar el espacio y el tiempo
Redactando sonetos a la luna
Por agrupar palabras al azar
A la última moda de París.
Para nosotros no:
El pensamiento no nace en la boca
Nace en el corazón del corazón.

2 comentarios:

  1. En el limbo de la opocisión a la poesía, se encuentra un grupo de malvivientes pensantes, no tienen salida en un mundo tan cambiante, no se acoplan al ritmo perfecto de la naturaleza porque por naturaleza no son naturales, son personas que pienzan como animales, pero de ellos dará cuenta la historia, vivan los poetas ancestrales.

    ResponderEliminar
  2. si la poesía no fuera un bálsamo de amor, no se apagaría el fuego ni veríamos su esplendor, por una palabra de aliento, el preso llora en la cárcel, por una palabra del lenguaje de tu voz, mi alma purga una condena en la desesperación, si se apaga mi vida sin ver tu el retrato de tu amor, en la poesía del cántico de mis palabras, encontrarás la pasión, pasión que llevo dentro, muy dentro de mi corazón, que por seguirte los pasos, en una mañana pintada de sol, naufragó mi cuerpo, mi alma también por tu figura, y ahora comprendo lo ciego que estoy, pues no tenerte me amarga, me lleva a la sepultura, ya no te veo en mis noches, ni en las tibias mañanas de verano, pero algún día te veré en ese río, donde tus labios confundí con los manzanos. Ydalio Zubieta

    ResponderEliminar