lunes, 25 de agosto de 2014

El escritor que nos llevó al Cielo. El centenario de Julio Cortázar

Este martes 26 de agosto de 2014 se celebra el centenario del nacimiento de uno de los autores centrales del siglo XX, al menos en lengua española: Julio Cortázar.

Representante del boom literario y leído por multitudes que se enamoraron, gracias a él, de París como ciudad y de la Maga, como personaje, ha escrito, además de narrativa, poemas y numerosos artículos. Y también fue un habilidoso traductor: son célebres sus versiones en español de cuentos de Edgar Allan Poe.

Más allá de su recorrido ideológico, que lo hizo derivar en un gran compromiso con la izquierda política hacia el final de su vida, a lo largo de toda su obra lo que siempre mantuvo es su originalidad, su enorme destreza en el manejo del lenguaje y su gran sensibilidad (fresca, extrañada, casi infantil, en un buen sentido) para captar las emociones y vivencias humanas más delicadas. Por razones de espacio, incluimos aquí solo una pequeña muestra de todas estas cualidades, uno de los textos de la serie “Instrucciones”, incluido en Historias de cronopios y de famas: "Instrucciones para llorar"
Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente. 
Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca
Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.
Y a ustedes... ¿qué obra de Cortázar les gusta más?

2 comentarios:

  1. sin duda para mi el libro de rayuela no tiene comparacion lo e leeido y reeleido y lo seguire leyendo cada vez me gusta mas

    ResponderEliminar
  2. Gracias libros en red por éstos boletines!

    ResponderEliminar