martes, 2 de abril de 2013

Arlt, con la violencia de un cross a la mandíbula

2 de abril de 1900 nacía el novelista, cuentista, periodista y dramaturgo argentino Roberto Arlt. 

Criticado por sus contemporáneos por escribir con errores y alguna torpeza sintáctica, Artl se defendió, de una vez y para la posteridad, en el prólogo a su novela Los lanzallamas (1931), del que aquí extraemos un fragmento: 

"Con Los lanzallamas finaliza la novela de Los siete locos. Estoy contento de haber tenido la voluntad de trabajar, en condiciones bastante desfavorables, para dar fin a una obra que exigía soledad y recogimiento. Escribí siempre en redacciones estrepitosas, acosado por la obligación de la columna cotidiana. 

Digo esto para estimular a los principiantes en la vocación, a quienes siempre les interesa el procedimiento técnico del novelista. Cuando se tiene algo que decir, se escribe en cualquier parte. Sobre una bobina de papel o en un cuarto infernal. Dios o el Diablo están junto a uno dictándole inefables palabras. 

Orgullosamente afirmo que escribir, para mí, constituye un lujo. No dispongo, como otros escritores, de rentas, tiempo o sedantes empleos nacionales. Ganarse la vida escribiendo es penoso y rudo. Máxime si cuando se trabaja se piensa que existe gente a quien la preocupación de buscarse distracciones les produce surmenage. 

Pasando a otra cosa: se dice de mí que escribo mal. Es posible. De cualquier manera, no tendría dificultad en citar a numerosa gente que escribe bien y a quienes únicamente leen correctos miembros de su familia. 

Para hacer estilo son necesarias comodidades, rentas, vida holgada. Pero por lo general, la gente que disfruta de tales beneficios se evita siempre la molestia de la literatura. O la encara como un excelente procedimiento para singularizarse en los salones de sociedad. 

Me atrae ardientemente la belleza. ¡Cuántas veces he deseado trabajar una novela, que como las de Flaubert, se compusiera de panorámicos lienzos…! Mas hoy, entre los ruidos de un edificio social que se desmorona inevitablemente, no es posible pensar en bordados. El estilo requiere tiempo, y si yo escuchara los consejos de mis camaradas, me ocurriría lo que les sucede a algunos de ellos: escribiría un libro cada diez años, para tomarme después unas vacaciones de diez años por haber tardado diez años en escribir cien razonables páginas discretas. 

Variando, otras personas se escandalizan de la brutalidad con que expreso ciertas situaciones perfectamente naturales a las relaciones entre ambos sexos. Después, estas mismas columnas de la sociedad me han hablado de James Joyce, poniendo los ojos en blanco. Ello provenía del deleite espiritual que les ocasionaba cierto personaje de Ulises, un señor que se desayuna más o menos aromáticamente aspirando con la nariz, en un inodoro, el hedor de los excrementos que ha defecado un minuto antes. 

(...) De cualquier manera, como primera providencia he resuelto no enviar ninguna obra mía a la sección de crítica literaria de los periódicos. ¿Con qué objeto? Para que un señor enfático entre el estorbo de dos llamadas telefónicas escriba para satisfacción de las personas honorables: 

"El señor Roberto Arlt persiste aferrado a un realismo de pésimo gusto, etc., etc." No, no y no. 

Han pasado esos tiempos. El futuro es nuestro, por prepotencia de trabajo. Crearemos nuestra literatura, no conversando continuamente de literatura, sino escribiendo en orgullosa soledad libros que encierran la violencia de un "cross" a la mandíbula. Sí, un libro tras otro, y "que los eunucos bufen". 

El porvenir es triunfalmente nuestro. 

Nos lo hemos ganado con sudor de tinta y rechinar de dientes, frente a la "Underwood", que golpeamos con manos fatigadas, hora tras hora, hora tras hora. A veces se le caía a uno la cabeza de fatiga, pero…. Mientras escribo estas líneas pienso en mi próxima novela. Se titulará El Amor brujo y aparecerá en agosto del año 1932. 

Y que el futuro diga". 


13 comentarios:

  1. Hola, en realidad a ARLT, primero se lo minimizó y luego se lo sobrevaloró por eso de la cultura "nacional y popular". Ni lo uno ni lo otro. Todo comentario es, como dice KOVADLOFF, ÍNTIMO, SUBJETIVO, PERSONAL, luego diré que Roberto Arlt es mediocre en su teatro y en sus novelas, pero magnífico en sus AGUAFUERTES y en sus cuentos. Que escriba con errores,no tiene importancia. Para qué están los correctores al imprimirse las obras. Él ya no está. Se cita EL AMOR BRUJO, quizás lo peor de ARLT, aun cuando si se tiene la paciencia de una relectura se descubren elementos que enaltecen la obra. Todo está en el tiempo en las que se lean los libros de ARLT. Una cosa es a los 18 y otra alos cincuenta años. Sin descartar la mirada ideológica, por supuesto, que en estas tierras, ha dado en valorar lo que responde a la ola que viene y desechar con malos modales la ola que fue. GRACIAS POR EL ESPACIO

    ResponderEliminar
  2. Sólo agradecerles. He encontrado un sitio que me viene como anillo al dedo. GRACIAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia, ¡gracias a vos! Un lujo y un gusto tenerte entre nosotros.

      Eliminar
  3. bueno ya creo que lo que yo les escribi ayer no les inporto pero lo unicoque les digo es que yo no se por que los papas son asi como son y a mi no me gusta loque habeces me pasa ami depronto a ustedes esto no les pasa pero en una situacion como la miame apoyarian solo les queria decir eso y gracias por abrir este blog por que este blog me a servido mucho me e podido desaogar gracias pero si no me conocen de berian conocerme por que si me conocen les puedo contar mejor la historia mia desde que naci gracias por escucharme

    ResponderEliminar
  4. Hola, AMIGOS DE LIBROSENRED: jamás hice comentarios acerca de los que hacen otros comentaristas. Pero me pregunto: esto de anónimo...es en serio? Los aprecio mucho como para agregar algo más... Un gran saludo isabel duarte

    ResponderEliminar
  5. bueno lo que yo digo es muy cierto por que la mayoria esta pasando lo que yo stoy pasando y yo por eso no rebelo como me llamo por que las personas que son como yo no tienen que sufrir lo mismo que yo

    ResponderEliminar
  6. Perdóneme, amigo anónimo, pero este es un blog de literatura, entre otras cosas, y usted No puede referirse a ROBERTO ARLT...No comprendo. Dígame si quiere que le deje mi mail para que pueda escribirme y contarme lo que le pasa. Eso, si lo permiten los amiguísimos del blog...isabel duarte

    ResponderEliminar
  7. He leído VARGAS LLOSA Y EL CENSOR...me ha dado mucha risa...en literatura es inadmisible la pacatería, sobre todo proviniendo de alguien que, a todas luces, se nota que NO es escritor. Esas primera páginas de Vargas son de primerísima calidad, estética y con el infaltable marco político. VARGAS LLOSA político, es harina de otro costal. No me importa su viraje de la izquierda al liberalismo, se hace cierto aquello que ":::de jóvenes somos incendiarios y de mayores bomberos", Lo que me resulta intragable es su antisemitismo, presente en sus últimos ensayos. Pero esto es literatura. Debo decirles que en los talleres literarios estamos con la lectura de LA FIESTA DEL CHIVO, de modo que gozamos con un estilo muy florido (por momentos, abundoso) y conocemos más de la historia política de Latinoamérica. Es muy bueno. COMO SIEMPRE, GRACIAS POR EL ESPACIO...DESEO QUE TODO TIPO DE CENSURA DEJE DE EXISTIR Q,E,P.D. UN GRAN SALUDO, isabel duarte

    ResponderEliminar
  8. si claro julia quiero que me de su Hotmail y asi me puedo desaogar con alguien

    ResponderEliminar
  9. yo e leído el libro de la pata sola y cuenta que un niño va a un maizal y cuando el niño iba al maizal escuchaba una vos que decía que si le alludaba lo iba a alludar cuando el nececitara algo y el niño se fue a donde estaba ella y la pata sola tenia un trapo donde no tenia una pierna y estaba sangrando y el niño se le hacerco y le vio un bebe a la pata sola y tenia un cuchillo en la mano y le dijo que no lo fuera a matar y la pata sola no lo iba a matar si no que ella le iba hacer con palos y lianas una cama al bebe

    ResponderEliminar
  10. Amigo ANÓNIMO: me parece muy tierno el cuento de la pata sola, pero con demasiados errores de ortografía. Como tengo por costumbre actuar de buena fe, creo que Usted es auténtico y que existe. De tal suerte que le dejo mi mail, aunque sospecho que usted ya lo tiene. belisaduar@gmail.com........si lo que necesita es desahogarse, por favor, no se contenga. Lo que usted me cuente, quedará aquí, en mi mesa de trabajo. LO único que le pido es que sea sincero. ESTAMOS DE ACUERDO?

    ResponderEliminar
  11. si pero yo no soy un hombre soy una mujer

    ResponderEliminar
  12. dE ACUERDO: IGUAL le ofrezco una oreja para su desahogo...Ya tiene mi mail...escríbame cuando quiera. A su disposición, isabel

    ResponderEliminar