miércoles, 16 de mayo de 2012

Rulfo y por qué un huérfano llega a Comala

El 16 de mayo de 1918 nace Juan Rulfo, escritor mexicano, autor de pocos pero excelentes libros: Pedro Páramo y El llano en llamas.

Del primero se citan muchas veces las primeras líneas como ejemplo de inicio de novela. Con voz en primera persona, Rulfo ya instala el tono, entra en materia, y genera intriga y cierta desazón por el personaje hasta entonces anónimo y huérfano. Recordémoslo:
Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. Mi madre me lo dijo. Y yo le prometí que vendría a verlo en cuanto ella muriera. Le apreté sus manos en señal de que lo haría, pues ella estaba por morirse y yo en un plan de prometerlo todo. "No dejes de ir a visitarlo –me recomendó–. Se llama de este modo y de este otro. Estoy segura de que le va a dar gusto conocerte." Entonces no pude hacer otra cosa sino decirle que así lo haría, y de tanto decírselo se lo seguí diciendo aun después de que a mis manos les costó trabajo zafarse de sus manos muertas.

Todavía antes me había dicho:

–No vayas a pedirle nada. Exígele lo nuestro. Lo que estuvo obligado a darme y nunca me dio... El olvido en que nos tuvo, mi hijo, cóbraselo caro.

–Así lo haré, madre.

Pero no pensé cumplir mi promesa. Hasta que ahora pronto comencé a llenarme de sueños, a darle vuelo a las ilusiones. Y de este modo se me fue formando un mundo alrededor de la esperanza que era aquel señor llamado Pedro Páramo, el marido de mi madre. Por eso vine a Comala.

Era ese tiempo de la canícula, cuando el aire de agosto sopla caliente, envenenado por el olor podrido de la saponarias.

3 comentarios:

  1. por mucho el mejor escritor mexicano de todos los tiempos asi como otros que por ser poco conocidos no son reconocidos por ejemplo Manuel Payno, Arturo Azuela,y don Artemio Garcia Arizpe por decir algunos

    ResponderEliminar
  2. No recuerdo donde lo leei o si lo escuche pero: Hace muchos años, mucho mucho tiempo, allá cuando Gabriel Garcia Marquez era un "jovencillo escritorsillo" (perdon he, eso de escritorsillo es a manera de ensalzamiento satirico) alguien por ahí (otro escritor de los grandes) fue, llegó hasta el escritorio de Gabriel que en ese momento se encontraba pegándole duro a las letras, y le dice con voz enérgica de hombre rudo "Mire muchacho, léase esto, ¡Pa que aprenda! y ¡Pum! le tira un ejemplar de "Pedro Páramo"... una anécdota curiosa

    saludos

    Miguel Angel

    ResponderEliminar