lunes, 17 de octubre de 2011

Leer... o tomarnos vacaciones de nosotros mismos

"La ilusión de ser otro" es lo que, para la novelista argentina Claudia Piñeiro, nos ofrece más que nada la ficción a los lectores.



Y con esa definición tituló ella el discurso que dio en el 16° Foro Internacional por el Fomento del Libro y la Lectura, realizado el mes pasado (aquí, en el blog Los niños de Japón, el texto completo). En él (y en algunos de los pasajes que extractamos a continuación), repasó los distintos personajes que, como lectora, fue "siendo":
La primera vez que recuerdo haber sido otra fue con un relato que me contaba mi abuela y que yo siempre le pedía que repitiera. (...)

Luego de ser la niña en ese día de lluvia fui muchos otros. Primero fui aquellos que encontré donde me llevaron mis maestros con sus indicaciones de lectura. Cuando supe leer, fui la que tenía en su cuarto “La mancha de Humedad”, de Juana de Ibarbourou. Y como ella dije:

“En esa mancha yo tuve todo cuanto quise: descubrí las Islas de Coral, encontré el perfil de Barba Azul y el rostro anguloso de Abraham Lincoln, libertador de esclavos, que reverenciaba mi abuelo; tuve el collar de lágrimas de Arminda, el caballo de Blanca Flor y la gallina que pone los huevos de oro; vi el tricornio de Napoleón, la cabra que amamantó a Desdichado de Brabante y montañas echando humo, de las pipas de cristal que fuman sus gigantes o sus enanos”.

Yo no tenía una mancha de humedad en mi cuarto, pero podía ser la niña que la tenía en el suyo, gracias a ese relato.

Más tarde fui la Jo de Mujercitas, nunca Amy. Aquella a la que le gustaba la escritura y se cortaba el pelo como un varón para enfrentar al mundo. Un poco más tarde me subí a un bote y naufragué; y quise matar una gaviota porque me moría de hambre en esos días en el mar pero cuando estuve a punto de comerla me arrepentí, como le sucedió al pescador de Relatos de un náufrago de Gabriel García Márquez. También fui el hermano varón de la “Casa Tomada” de Julio Cortazar, no Irene, la hermana, “una chica nacida para no molestar a nadie”.
Y así Piñeiro repasa todos los personajes (hombres, mujeres, viejos, niños...) con los que se fue identificando a lo largo de sus lecturas, mientras menciona qué libros la hechizaron desde su primera infancia.

¿Qué libros podrían decir ustedes que los iniciaron en la lectura? ¿Qué libros los embrujaron para seguir siempre deseando leer?

37 comentarios:

  1. Desde Costa Rica. Me inicié con Tarzán, Sandokan, Tom Sawyer...y aquí estoy todavía, buscando personajes, imaginando, después de 60 años.

    ResponderEliminar
  2. ¡Desde Costa Rica, también! Me alegra encontrar a alguien más :D

    Aunque el primer libro que me leyeron fue "El Principito", de Exupéry, yo me inicié con Jack London y su "Colmillo Blanco", regalo de mi madre. No han pasado tantos años desde entonces, pero aún conservo ambos libros :3

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo que nuestra madre nos llevaba varios, por tanto no creo que se trate de un acto único, sino de un constante estímulo, así, en nuestra niñez leímos desde historietas de Superman y Archie hasta la Selecciones de Reader´s Digest, pero si tengo que elegir uno memorable diría que "Las mil y una noches" porque fue el libro que cautivó mi imaginación de la misma manera que Schahrazada mantuvo el interés del rey.

    ResponderEliminar
  4. Ya me habían leído unos cuantos libros cuando leí por mi misma el primero, Genoveva de Brabante, lloré tanto que me costó coger el siguiente, pero a las pocas semanas comencé Mujercitas. Y ya no he parado de leer.

    ResponderEliminar
  5. El principito lo lei despues de ver una puesta en escena y de ahi no he dejado de ser personajes, el perfume, historias de amores ridiculos, mundo feliz, cuento numero trece, en fin, cada libro me ha dado la posibilidad de vivir emociones que mi cotidianidad no me permitirian. Gracias por este espacio. Los invito a mi blog, www.albertomoreno.blogspot.com los espero.

    ResponderEliminar
  6. Uff pense que era la única en cuanto a vivir varios relatos, mi madre también tenia la costumbre de tener un amplio repertorio de lecturas, por lo que mi interes inició tal vez con Selecciones De reader's Digest (la cual aún colecciono) pasando por los cuentos de princesar y dragones.

    ResponderEliminar
  7. Que excelente, yo inicié con los cuentos escogidos y fábulas de Esopo. Recuerdo que desde siempre mis papás me compraban todas las colecciones de cuentos que habían y recuerdo siempre verlos salir de casa con un libro bajo el brazo, eso me llevó a imitarlos y hasta hoy no hay día que salga de casa sin un libro bajo el brazo ;)

    ResponderEliminar
  8. Hola, a todos y todas. Me inicié en las letras con los cuentos clásicos, en versiones resumidas, que circulaban en mi ciudad (Medellín)a bajo costo; Luego, descrubrí La Isla del Tesoro; después de este libro ya ni pude parar, las letras se me volvieron una suerte de obsesión.

    ResponderEliminar
  9. Definitivamente fui Mr. Phileas Fogg de "La vuelta al mundo en 80 dias", y ese final tan inesperado para mis 8 anos de edad, empezo una curiosidad por la literatura que hasta el dia de hoy no ha culminado!

    ResponderEliminar
  10. María José Martínez.17 de octubre de 2011, 15:32

    Mujercitas. Ya había leído otras cosas antes, pero esa historia me mantuvo en mi infancia tan inmersa en la vida de las cuatro niñas que llegan a ser mujeres... Aún lloro y me río al releerlo.

    ResponderEliminar
  11. Mujercitas, por supuesto... y tambien La vuelta al mundo en 80 dias, Tom Sawyer, Bajo las lilas, Ann de los Tejados Verdes... Todavia me emociono cuando descubro algun libro algo maltrecho de la Coleccion Robin Hood. Lo compro sin dudar! ( Perdon. El telefono acentúa solo lo que quiere...)

    ResponderEliminar
  12. Hola, les envio un salud@s.

    Creo que me converti en un Juan Salvador Gaviota, a la edad de 9 años, y sigo disfrutando de cada libro que llega a mis manos. Por eso mi profesion de bibliotecologa, a traves de mi trabajo, cuido y difundo los libros.

    ResponderEliminar
  13. Tambien escribo desde Costa Rica. Yo también he sido muchos personajes y me llama la atención que comparto algunos con las personas que ya comentaron, fui el Principito y tambien Juan Salvador Gaviota en mi infancia. Fui Orellabac en el Viaje al Reino de los Deseos, me encantó ser Sam acompañando a Frodo hacia Mordor, incluso fue interesante ser Robert Langdon en busca del Santo Grial,todavia disfruto ser Watson siguiendo las aventuras del gran Sherlock Holmes y actualmente soy Lord Eddard Stark señor de Invernalia en "Canción de Hielo y Fuego" y lo mejor es que todavia quedan muchos personajes por encarnar.
    Leer es una fiesta!

    ResponderEliminar
  14. Me gusto mucho el articulo me permitio recordar aquellos libros que me hicieron viajar por las calles, lugares, personas, vivencias que los personajes vivian,un mundo que se abria cada vez que mis manos recorrian las paginas de aquellos mundos que solo eran mios mientras estaba al lado del o los personajes, que cosas mas bonitas...

    Recuerdo que los libros que me hicieron amar la lectura fueron la coleccion de Papelucho, de Marcela Paz, como los disfrutaba, hasta ahora aun me leo alguno riendome con las aventuras de Papelucho como cuando era niña, simplemente magico.

    ResponderEliminar
  15. Hola desde Argentina! Personalmente Un lugar llamado Aqui de Cecilia Ahern es un libro fantastico, que ademas de llevarte a un mundo paralelo y dar una ingeniosa respuesta de porque las cosas desaparecen, tambien es una refleccion sobre la vida, los errores que cometemos y el porque lo hacemos a pesar de saber muy dentro nuestro que estamos equivocados. Si alguien lo lee o lo leyo les cuento que me identifico con Jenny-May.
    Leer es mu gran adiccion y creo que como dice la autora es la maravilla de salir de este mundo y entrar en otro.

    ResponderEliminar
  16. Saludos desde Chile...Mis primeras lecturas y en las q me sentí dentro de la narración son de un libro de texto escolar de 1° o 2° básico llamado "El Carrito", un joven manisero vivía y conocia un sin fin de historias mientras recorría las aldeas. También leí con entusiasmo el extracto de "La Porota" de Hernán del Solar, "el viaje de Mimí, "Las aventuras de Tom Sawyer", "El Principito", "Juan Salvador Gaviota", todos estos a corta edad y si q me entretuve siendo parte de estas narraciones. Saludos a todos los lectores q viajan, se emocionan y vibran con la lectura.

    ResponderEliminar
  17. El libro que me enganchó en el mundo de la lectura amena y donde aprendí cosas que despues de 30 años pongo en práctica, fue "Corazón, Diario de un niño", de Edmundo de Amicis... Lo recibi de regalo en 6to año de primaria, y al día de hoy lo he regalado a varios niños, pre-adolescentes...

    ResponderEliminar
  18. Me inicie en la lectura con las aventuras de Kaliman, soy muy admirador de la cultura oriental y tambien le facina la lectura de Condorito, para cultivar el buen humor en mi vida. En conclusion la meditacion me ayuda a crecer espiritualmente y el buen humor a reirme de aquello que no puedo cambiar!

    ResponderEliminar
  19. me encantó leer " la comarca del jazmín" de oscar castro, escritor chileno, imaginaba conforme avanzaba en la lectura que recorría esa casa antigua junto al protagonista descubriendo el mundo de los adultos de una manera silenciosa y con todo el tiempo a su disposición: han sido muchos más, pero ese fue el primero.

    ResponderEliminar
  20. Perdí a mi padre antes de tiempo, como casi nos pasa a casi todos, pero la imagen que se me quedó en la retina -la imagen física y la mental-la vacié en Plinio, el famoso guarda municipal de Tomelloso que tan espléndidamente recreara Fº García Pavón.
    Pero antes, mucho antes, fue el comic de El Capitán Trueno quien me inició en este paraíso siempre reencontrado que es la lectura. Sólo los que amamos este solitario "vicio", sabemos el don que nos cayó del cielo...

    ResponderEliminar
  21. Hola, mi padre, un gran lector, nos compro a mis hermanas y a mi, unas colecciones de libros juveniles, que tenían una serie de historias de muchachas jovenes, como Moriole conoce mundo, Pollyanna, y sobre todo los de Emilio Salgary, donde me transportaba y era todas esas heroínas, solía subirme al techo de la casa con mis libros y cocacola caliente, vivo en un sitio en donde la media es de 35 a 40º, y pasaba horas leyendo, Karl May y Winnetoo eran mis preferidos, y de alli en adelante desde hace 60 años he estado leyendo, de todo y viviendo relatos maravillosos.

    ResponderEliminar
  22. Hola, leo desde que tengo uso de razón, mi tía me regalo siendo bastante chica, la colección de libros Billiken, los que practicamente devoraba en un rato. El libro que me gusto muchisimo,y que se los he dado a mis hijas para que lean, fue Mujercitas, pero también fui Sisí, la emperatriz, la huefana de papaito piernas largas, y hasta el día de hoy soy miss marple o Watson o poirot o Ana Karenina o el personaje del libro que llegue a mis manos.
    No hay mejor programa en vacaciones que un libro debajo de la sombrilla.

    ResponderEliminar
  23. El fantasma de Canterville fue mi inicio

    ResponderEliminar
  24. No recuerdo las circunstancias bajo las cuales se dió la extraña situación de que las primeras lecturas quehiciera en mi vida estuvieran relacionadas con la obra de Sor Juana Inés de la Cruz.

    DEbo confesar que no entraba en esa dinámica de "ser el otro". a decir verdad, poco comprendía. Digamos que me atraía la "forma del lenguaje".

    Ahora bien, la obra que me invitó a recrearme en los personajes fueron los de Dostoievsky.

    Incluso esa obra hasta la fecha me permite darle nuevas lecturas y así "doblarme" las veces que lo desee.

    ES una obra que ha transformado mi vida.

    ResponderEliminar
  25. Desde la capital de Honduras hice una busqueda frenetica de un chico, junto a su padre, en el cuento de Horacio Quiroga, El Hijo, tambien fui miembro de la Familia Mayfair en el siglo XIV gracias a Anne Rice y hasta hice bromas, al fantasma de Canterville en compañia de la familia Otis..

    ResponderEliminar
  26. El conde de Motecristo y la Isla del tesoro, nunca lo olvidaré!

    ResponderEliminar
  27. He visto la película Medianoche en París y me ha hecho soñar como los buenos libros. La aconsejo.

    ResponderEliminar
  28. Desde Republica Dominicana.-
    Me inicie en las letras con los cuentos clasicos, que era oblgatorio leer, pero aun asi para mi era una delicia. Pulgarcito, ...muchos cuentos infantiles quew era un extasis leer; pero tambien las Fabulas de Esopo, estos eran a modo de enseñanzas del colegio, pero que nos hacian soñar y meternos en cada animal que haciamos como nuestros. Bella epoca.

    ResponderEliminar
  29. Con el Diario de Ana Frank sufrí mucho, me atormentaba la idea de la angustia y el miedo que estaban viviendo esos niños a una edad en que yo no conocía más que alegrías y despreocupación.

    ResponderEliminar
  30. El primer comentario de esta lista es mío, por eso me atreví a mencionar la película Medianoche en París, aunque queda un poco salida del tema a tratar. Una disculpa por eso.
    Julio Verne, Fennimore Cooper, Walter Scott,fueron también lecturas de niñez y juventud.
    Desde Costa Rica.

    ResponderEliminar
  31. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  32. No sabía leer todavía cuando aprovechaba la tolerancia de mis primos y primas mucho mayores que yo para secuestrarlos en la lectura de cuanta revista caía en mis manos:el Conejo Buggs, el Pato Donald, o Superman y así. Hasta que en el primer curso aprendí por mi misma con mi el también primer libro de MI Propiedad: el Payaso Bozo.Pero a partir de ahí, con mi nueva habilidad e imaginación fuí creando mis propias historias, siendo por supuesto la protagonista en cada una de ellas, mil personajes diferentes. Hoy evoco esos días de mi niñez y agradezco a la Vida que me ha permitido seguir leyendo por 50 años seguidos y a ustedes por hacérmelo recordar.Gracias dese Bolivia!

    ResponderEliminar
  33. Comencé lleyendo a Stevenson:, "El Señor de Ballantrae" naturalmente llamó mi atención M. L. A. con "Hombrecitos", ni que decir de Defoe, Mario Vargas llosa, entonces..me hice escritor...pero ¡Qué dificil había sido escribir como los grandes!

    ResponderEliminar
  34. Cómo no acordarse del dulce libro "El principito", obra que enamora a chicos y grandes. Es una gran entrada a la lectura, aunque reconozco que no fue mi primero, fue uno de los grandes!

    ResponderEliminar
  35. "Mi Planta de naranja-lima" de Jose Mauro de Vasconcelos. Una genialidad!!!
    Saludos a todos/as desde Buenos Aires.
    Ana Zabala

    ResponderEliminar
  36. los primeros libros que me cautivaron... El Prisionero de Zenda y Miguel Strogoff

    ResponderEliminar
  37. Para mi el mejor libro que he leído fue "El Wirm" de la editorial Timun Mas, lastima que no hay manera de encontrarlo ya por ningún sitio

    ResponderEliminar