lunes, 1 de noviembre de 2010

Lectores y libros impresos: una relación de intimidad

Según Nicholas Negroponte, reconocido pensador sobre el mundo digital, y según cita el interesante blog "Los futuros del libro", el libro en papel desaparecerá en el transcurso de los próximos cinco años.

En el blog, Joaquín Rodríguez fundamenta por qué no cree que esta profecía se cumpla y en esa justificación hace una descripción muy precisa y muy certera de todo lo que implica leer en papel y poseer libros impresos:
Hay razones físicas: la tecnología del libro en papel obliga, en general, a practicar una lectura silenciosa, sucesiva, reflexiva, introspectiva, necesariamente subjetiva. La relación que se establece con el objeto va más allá de una mera correspondencia funcional, que un encuentro utilitario. La relación que se establece es, al contrario, estrecha, intransitiva, íntima. Y, como en toda relación de intimidad, se establece, simultáneamente, una relación sensual: a menudo evocamos el tacto, el olfato o la vista para recalcar la personalidad física e independiente de cada libro. En efecto, cada libro es único, porque, aun cuando su producción sea industrial y seriada, cada cual adquiere una personalidad propia y exclusiva. Cada libro resulta inconfundible para quien lo posee. ¿Acaso podríamos confundir a uno de nuestros hijos, a una de nuestras/os amantes? ¿Qué tiene que ver, por tanto, esa relación fraternal o concupiscente con un libro con lo que un dispositivo electrónico nos ofrece? No niego que los objetos electrónicos no puedan apelar a nuestros sentidos y que cualquier joven pudiera enumerar sus atractivos. Yo, que no soy en absoluto insensible a la electrónica, prefiero, sin embargo, el lujurioso contacto del papel.

2 comentarios:

  1. Coincido plenamente con Joaquín Rodriguez. Quienes leemos por placer y para enriquecernos, sentimos al libro como una compañía. Compañía fiel, que hasta deja que sobre sus páginas dejemos la huella del lápiz sobre ciertos párrafos de interés, compañia que deja que la compartamos con amigos. En fin..., hay un largo etc., pero fundamentalmente el contacto con el papel, que hace que hace que nos sintamos mas cercanos a lo que leemos.

    ResponderEliminar
  2. Todas las personas que leemos un determinado libro efectibamnete nos envarcamos con rumbo desconocido pero dispuestos a saborear el nectar de la lectura, mas esta llega de la mano de las ideas, del ilvan de letras que nos narra una historia particular. Sin embargo este narrativa no se encuentra reñida con la forma, dado que lo sustancial de la lectura es el contenido que enriquece nuestro espirito y no asi nuestra estantería. sofidimare@blogspot.com

    ResponderEliminar