viernes, 14 de agosto de 2009

Clásicos de la literatura infantil


En varios países de Hispanoamérica, se celebra en agosto (el segundo o tercer domingo) el Día del Niño. Por eso (o porque todos llevamos todavía en nosotros a quienes fuimos de chicos), es una buena ocasión para pensar en la literatura infantil y en cuáles fueron aquellos libros que nos marcaron y que consideramos imperdibles para cualquier niño.

La literatura infantil tiene fecha y motivo de nacimiento. Surgió de lo que se dio en llamar -en la historia de la cultura- la invención de la infancia, es decir, la definición y la concepción de la niñez y de la adolescencia como fases específicas de la vida, con sus propios problemas y necesidades. Hasta el siglo XIX, los niños eran solamente pequeños adultos: hombres o mujeres en potencia.

En la creación de una literatura para niños, tuvo que ver sobre todo la expansión de la educación primaria en Europa. Las escuelas comenzaron a necesitar material de lectura, lo que llamó la atención de los editores de la época que comenzaron a contratar autores para satisfacer el incipiente mercado. Muy pronto se dieron cuenta de que los nuevos libros debían cumplir con dos requisitos fundamentales: ofrecer historias laicas y pedagógicas.

El fin era didáctico y esto explica que, en las primeras décadas del 1800, los libros infantiles buscaran transmitir un código ético estricto. Las narraciones se ambientaban en lugares exóticos para captar la imaginación infantil, pero esa era la única concesión al apetito fantástico: todos los libros tenían un final feliz y moralizante. Se subrayaba sin cesar el valor de la solidaridad familiar, la honestidad, la fidelidad y la bondad, en lo que fueron los pilares de una ética no religiosa. Paralelamente, se advertía con énfasis acerca de los peligros de la avaricia y la compulsión al juego.

Más avanzado el siglo XIX, con el mismo afán didáctico, pero como respuesta a la creciente atracción que generaba en los más jóvenes la magia y los reinos de la imaginación, surgieron lo que hoy conocemos como cuentos de hadas. Originalmente, eran relatos orales, anónimos, que circulaban en ambientes campesinos. La industria editorial de entonces los reformuló de manera tal que pudieran expresar una idea moral. Así, las narraciones perdieron toda impropiedad, crudeza y referencia sexual que pudieran arrastrar de su pasado rural y adulto. Y se convirtieron en historias que defienden claramente valores con personajes idealizados, aptos para la infancia por educar. Así es que los cuentos de hadas, tal como los conocemos, no son sino la reformulación infantilizada de los cuentos populares campesinos. Como muestra, contrastemos los más clásicos con sus versiones originales:
  • La segunda parte de "La bella durmiente del bosque" trata, en su primera redacción, de una ogresa. En el cuento que todos conocemos esa parte es suprimida: la historia termina con la boda entre el príncipe y la bella.
  • "Caperucita Roja" es otro buen ejemplo. De todas las versiones orales recopiladas, solo la quinta parte tiene final feliz (es decir, Caperucita se salva y el lobo es castigado). Sin embargo, en la versión escrita que nos llegó a nosotros, lo tiene siempre.
  • "Hansel y Gretel": originalmente, los niños eran expulsados por sus padres. Como esto de que hubiera padres naturales malévolos resultó intolerable, se cambió la versión de los padres desamorados por la dupla conformada por un padre amable y una madrastra cruel.
Y, como sabemos, se introdujeron por doquier cazadores bondadosos, princesas bellísimas y hadas encantadoras, dando lugar a un mundo edulcorado y predecible. El mundo que se consideró, en su momento, ejemplar.

Pero ya desde el siglo XIX fue surgiendo otra literatura pensada para niños, con historias que se salían del estereotipo. Por ejemplo, Alicia en el país de las maravillas (que ahora está por llevar al cine Tim Burton). Y también, mucho más cerca en el tiempo, las narraciones sobre los huerfanitos Baudelaire, redactadas con toda melancolía y escepticismo por Lemony Snicket, y agrupadas en la desperanzada saga Una serie de eventos desafortunados, compuesta por 13 títulos. La particularidad de estos libros ya no es que sus finales no son felices, en el sentido rotundo y clásico del término, sino que tampoco se dan mensajes moralizantes. Simplemente, se muestra cuán difícil e injusta puede volverse la vida y, como mucho, que la alianza con otros puede ayudarnos (un poco y a veces).

26 comentarios:

  1. También están los libros que, originalmente, no fueron dirigidos a un público infantil, y más tarde fueron adaptados, recortados, y finalmente son parte indiscutible en la actualidad del Canon de la Literatura Infantil, como Los viajes de Gulliver, o Robinson Crusoe.
    Y también están esos libros que fueron escritos para un público infantil, pero seguimos disfrutando de adultos (como Alicia.., El viento en los Sauces, El Mago de Oz, y tamtos otros); tanto que influyen en el "arte adulto", como en la música, por ejemplo: hay muchísimas canciones de la época del reino de la psicodelia con Alicia de protagonista, o también encontramos que el primer disco de Pink Floyd se llama "The Piper at the Gates of Dawn" (el nombre de un capítulo de "The Wind in the Willows", que bien puede leerse como una metáfora lisérgica).

    ¡Qué bueno que renazca el interés por este tipo de literatura! Justamente, estoy por escribir mi tesis sobre este tema...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Pucha de los que me encantaron estan los de Michael Ende, lo maximo!!! La historia interminable tiene un bellisimo mensaje que pienso que todo niño debe leer. tambien disfrute El Hobbit, de Tolkien, encontre este librito viejisimo en el estante de mi casa, y cuando lo lei era como si el dragon saliera y volara en mi cuarto, jajaja toda una experiencia, cuando aun no habian juegos en red ni tanta tv.Recuerdan ese libro: Donde Viven Los Monstruos? tambien era bestial!!!
    Saludos desde Peru!!!
    Kike

    ResponderEliminar
  3. La verdad yo si creo en una especie de libros especialmente dirigidos a un público infantil , pero más por abogar por libros buenos (con valores agregados) o malos (con malas enseñanzas) abogo por los libros que estimulan de una u otra forma el conocimiento, la imaginación y el interés por la lectura. Me parece que lo meritorio de un autor infantil es su capacidad de estimulo en la creación de lectores asiduos futuros, además claro está del bienestar y de las enseñanzas que brinde.

    En cuanto a autores infantiles, me gusta mucho Roald Dahl (escritor de Matilda, Las brujas) por su manera de enfocar siempre a los niños es un afán de mantener la esperanza. Me gusta tambien Gianni Rodari con sus "Cuentos para jugar". Escritores colombianos están Jairo Anibal Niño, Celso Román y Triunfo Arciniegas quienes cada uno en su estilo estimularon mi amor literario. Recomendadisimo Roald Dahl.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Uno de los libros que marcaron mi pasión por la lectura fue El Principito, obra que a la fecha sigo disfrutando y encontrando analogías en mi vida adulta. Creo que el requisito para que determinado libro me atrapara en mis años de infancia era la oportunidad de transportarme a un mundo nuevo, donde las cosas cambiaran radicalmente y no existiera la frase "no es posible". Aún hoy disfruto de los cuentos y las historias cortas, uno de mis favoritos es Carta a una señorita en Paris de Julio Cortázar, Un señor muy viejo con unas alas enormes de García Márquez, la Puerta cerrada (aprovecho la ocasión para que quien conozca ese cuento pueda decirme el autor, relata la historia de un niño que disfruta el dormir, ya que al despertar tiene la sensación de dejar un mundo feliz y el estar conciente implica cerrar ese recuerdo, por lo que duerme más con el afán de abrir dicha puerta que se cierra). Una felicitacion desde México por lo excelente del blog, llevo más de un año suscrita y me emociona ver cada correo nuevo de Libros en Red.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, el cuento al que haces referencia es de José Donoso, La Puerta Cerrada.

      Eliminar
  5. El traje del emperador sigue siendo un cuento que me acompaña. Cada vez que lo obvio se oculta, el grito del niño de la historia, se levanta como resistencia a la arbitrariedad y el engaño. Porque aunque intenten hacernos creer otra cosa "El rey está desnudo!"

    ResponderEliminar
  6. Cuando se habla de literatura infantil, y a veces, incluso, de la infancia en general, me resulta casi imposible no traer a mi memoria la novela de Antoine de Saint-Exupéry, tan rica en todo lo que puede significar el mundo del niño. Pero este vínculo con El Principito se debe también a que mi infancia quedó marcada por el libro casi cuando mi infancia estaba por terminar, planteándome con claridad ese dolor que sentía pero que no terminaba de comprender: el dolor de verme obligado a crecer (¿complejo de Peter Pan?).
    Por eso creo que El Principito es la obra infantil por excelencia, sin contar el hecho de que su trasfondo es mucho más profundo y complejo de lo que cualquiera cree. Su lectura, además, la puede disfrutar tanto un niño como un adulto, y es genial cómo se mantiene vigente ese efecto incluso con los cambios que ha vivido la sociedad: los niños de hoy no son como los de antes, han adquirido nuevos lenguajes (como el de la TV) y eso a veces dificulta que se atrevan a buscar en la lectura un momento de diversión y aprendizaje.

    Saludos a todos, me gusta mucho el blog ^^

    ResponderEliminar
  7. Aquí vengo a dejar mi breve comentario. Un libro que disfruté mucho de niña es "El niño de los cuadritos", por Ziraldo Alves Pinto. Muy interesante el tema de la literatura infantil.
    Muy buen blog.
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  8. hasta ahora se han olvidado del más importante para los niños que sueñan con aventuras fantásticas y hechos impresionantes. Si tendría que hacer una lista comenzaría con Julio Berne, con un montón de títulos, luego, si queda espacio incluiría "Las aventuras de Tom Sawyer", "Las minas del Rey Salomón", también "Mujercitas"; en la lista no pueden faltar los cuentos de los hermanos Green, Sherlock Holmes de Sir Arthur Conan Doyle, el fantasma de Canterville, y bueno escribo un nuevo nombre y me voy acordando de más y ya pienso que no voy a terminar nunca. En fin, coincido en que no hay libros para niños o para grandes, lo que lleva a pensar en ello es el interés que despiertan en un particular grupo de lectores. Por mi parte, cada vez que encuentro algún libro de Julio Verne desconocido, lo devero inmediatamente y sé que no es menos interesante que Kafka, Shakespeare , Dostoievski o quien sea. Simplemente si es un buen libro se lo disfruta

    ResponderEliminar
  9. En mi caso tuve una biblioteca talvez demasiado adulta,con mucho de Kafka, Borges, historia y Geografía.Pero a cambio tuve una amorosa abuela narradora de historias que nunca sabré si fueron ciertas o no, muchas con apetito moralizante, otras llenas de aventuras que llenaban de imagenes mi cabecita infantil.Ya en la escuela secundaria descubrí Las aventuras de Sisi, Los Viajes de Gulliver, Y por supuesto El principito.Hoy intento repetir el ritual de los cuentos con mi hijo, y reproducir tambien la magia del momento previo a dormir: acostarme junto a él, sentir su atención a mi relato, y ver como despega y vuela con su imaginación.

    ResponderEliminar
  10. De niño, y gracias a un regalo que me hizo mi padre, gran aficionado a la lectura, fue Corazón,diario de un niño,de Edmundo de Amiccis, que aunque la serie de tv la ví primero, al leerlo fue una experiencia totalmente diferente...

    ResponderEliminar
  11. me en cuentro buscando los cuentos de PIERO ETERNO saben donde puedo encontrarlos.

    ResponderEliminar
  12. siii estoy de acuerdo en que las historias de michael ende son muy buenas, aunque no las leí en mi infancia.. sé que resaltan entre en los cuentos para niños!

    ResponderEliminar
  13. Tantos cuentos me gustaron de niña, los de fantasía al menos, mi preferido Blanca Nieves,y otro que lo leí en el colegio que se titulaba "los triqui traque". En el poco tiempo que nos queda en este mundo que pasa tan rápido, trato de hacerle un espacio para leerle cuentos a mi hija Valentina, lo más hermoso es ver su asombro, su ingenuidad. Y realmente si deben haber libros para niños especialmente porque hay cosas que los pequeños aún no entienden.

    ResponderEliminar
  14. Muchísimas gracias por esta página la verdad es que me viene estupendamente, aunque hace poco descubrí esta intersante página con un montón de buenas ideas para aprender a leer que os recomiendo, aunque tengo que admitir que vuestra página me gusta mucho más. Espero que os guste el aporte. Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Quizás algunas personas puedan diagnosticarme con “hijitis” por haber querido llevar yo misma a mi hijo en su primer día de clases al Kinder, pero estoy segura de que entonces somos muchas las madres que lo padecemos

    ResponderEliminar
  16. Gracias por este blog, me encanta leeros

    ResponderEliminar
  17. I personally like your post; you have shared good insights and experiences. Keep it up. Nursing Essay Help

    ResponderEliminar
  18. Momina Mustehsan Contact This is really a great stuff for sharing. Keep it up .Thanks for sharing.

    ResponderEliminar
  19. Science Channel’s are giving a complete knowledge to its viewers about every thing students write done dissertation on this subjects and show its importance. Online Java Assignment Help

    ResponderEliminar
  20. CS Assignment Help I must say we should have an online discussion on this.

    ResponderEliminar
  21. This is really a great stuff for sharing. Thanks for sharing. Computer Network Tutor

    ResponderEliminar
  22. Case Study Assignment Help Services My friend recommended this blog and he was totally right keep up the fantastic work!

    ResponderEliminar
  23. Great Information,it has lot for stuff which is informative.I will share the post with my friends. Online Python Homework Help

    ResponderEliminar
  24. Good way of telling, good post to take facts regarding my presentation subject matter, which i am going to deliver in my college Finance Dissertation Writing Service

    ResponderEliminar