domingo, 12 de febrero de 2012

Julio Cortázar y sus infalibles instrucciones para subir las escaleras


El 12 de febrero de 1984 muere Julio Cortázar, escritor argentino. Entre muchos otros relatos, novelas y páginas ingeniosas, nos dejó las siguientes instrucciones para subir la escalera en el curioso libro Historias de cronopios y de famas:
Nadie habrá dejado de observar que con frecuencia el suelo se pliega de manera tal que una parte sube en ángulo recto con el plano del suelo, y luego la parte siguiente se coloca paralela a este plano, para dar paso a una nueva perpendicular, conducta que se repite en espiral o en línea quebrada hasta alturas sumamente variables. Agachándose y poniendo la mano izquierda en una de las partes verticales, y la derecha en la horizontal correspondiente, se está en posesión momentánea de un peldaño o escalón. Cada uno de estos peldaños, formados como se ve por dos elementos, se situó un tanto más arriba y adelante que el anterior, principio que da sentido a la escalera, ya que cualquiera otra combinación producirá formas quizá más bellas o pintorescas, pero incapaces de trasladar de una planta baja a un primer piso.

Las escaleras se suben de frente, pues hacia atrás o de costado resultan particularmente incómodas. La actitud natural consiste en mantenerse de pie, los brazos colgando sin esfuerzo, la cabeza erguida aunque no tanto que los ojos dejen de ver los peldaños inmediatamente superiores al que se pisa, y respirando lenta y regularmente. Para subir una escalera se comienza por levantar esa parte del cuerpo situada a la derecha abajo, envuelta casi siempre en cuero o gamuza, y que salvo excepciones cabe exactamente en el escalón. Puesta en el primer peldaño dicha parte, que para abreviar llamaremos pie, se recoge la parte equivalente de la izquierda (también llamada pie, pero que no ha de confundirse con el pie antes citado), y llevándola a la altura del pie, se le hace seguir hasta colocarla en el segundo peldaño, con lo cual en éste descansará el pie, y en el primero descansará el pie. (Los primeros peldaños son siempre los más difíciles, hasta adquirir la coordinación necesaria. La coincidencia de nombre entre el pie y el pie hace difícil la explicación. Cuídese especialmente de no levantar al mismo tiempo el pie y el pie.)

Llegando en esta forma al segundo peldaño, basta repetir alternadamente los movimientos hasta encontrarse con el final de la escalera. Se sale de ella fácilmente, con un ligero golpe de talón que la fija en su sitio, del que no se moverá hasta el momento del descenso.

7 comentarios:

  1. Uno de los mejores cuentecitos que están dentro de Historia de Cronopios y de Famas (junto a Todos los fuegos el fuego, lo mejor de Cortázar). Sencillamente un derroche de ingenio y genialidad.

    ResponderEliminar
  2. karina adriana luevano fuentes13 de febrero de 2012, 9:03

    concidero que es uno de los grandes, si es que el es unico.. aunque su estilo y formas de pensar sean diferentes a los demas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. karina es triste que una persona que le gusta y disfruta de la lectura...caiga en horrores ortograficos como el que has cometido en este tu comentario.
      y cuando haces tu comentario de unicidad eso demuestra tu corta estadia dentro de este mundo de lectura

      Eliminar
  3. Sus cuentos eran buenos pero su rayuela es el paraiso de las letras. Como el no creo que nadie lo iguale, esperemos que tampoco lo intenten por que el si era autentico.

    ResponderEliminar
  4. Estoy descubriendo blogs verdaderamente interesantes! Espero poder entrar en el circulo con facilidad, visto que soy nueva enesto y aun no entiendo bien el funcionamiento.
    Mi blog es el siguiente: http://creardiariodeunanonima.blogspot.com/

    Seguramente mi escritura es infinitamente mas precaria y amateur pero lo hago con todo el sentimiento y las ganas de compartir con el mundo lo que me pasa por lamente.
    Espero que me visiteis, unsaludo!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo, representas el caso perfecto para el famosísimo: "El burro hablando de orejas".

    Tu comentario no contiene menos errores que el de Karina. Te quisiste ver muy 'acá', culto, propio, léido y escribido; pero sólo demostraste que, aunque el burro quiera escribir con 'caché' ... burro se queda.

    ResponderEliminar
  6. Siempre es un refrescante leer a a Cortazar, su dominio de la lengua las imagenes impecables bien logradas, sus cuentos enganchan de principio a fin, no se olvidan se quedan enla memoria para siempre. Lo importante es enriquecer nuestro patrimonio espiritual a traves de la lectura, reconstruirnos dia a dia. Gracias por todo lo que he leido aqui, ha sido mi primera visita y me voy mas que satisfecha.Regresare pronto gracias.
    Conchi

    ResponderEliminar